15/05/2021

infoBaires

Ciudad Deportes

Intentos por recuperar el estadio oculto y olvidado que tiene la Ciudad

Olvidado por años, un estadio con medidas profesionales y grandes gradas en la exclusiva zona del Bajo Belgrano vuelve a ser tenido en cuenta por los clubes que desean jugar allí. Si a los vecinos de Belgrano les comentaran que en el barrio hay un estadio todo de cemento con tribuna techada al estilo inglés, […]

Olvidado por años, un estadio con medidas profesionales y grandes gradas en la exclusiva zona del Bajo Belgrano vuelve a ser tenido en cuenta por los clubes que desean jugar allí.

Si a los vecinos de Belgrano les comentaran que en el barrio hay un estadio todo de cemento con tribuna techada al estilo inglés, alambrado olímpico, estacionamiento, acceso por 4 calles y varias cabinas de transmisión, automáticamente pensarían en River, ya que ni Defensores de Belgrano, ni Excursionistas cuentan con todas esas comodidades; Sin embargo, estamos hablando del Estadio Acir, ubicado en las calles Ramsay y Blanco Encalada, que forma parte del complejo del Servicio Nacional de Rehabilitación.

Campeones del mundo en su césped

La cancha fue construida en 1951, a pedido de Eva Perón, y aunque actualmente no está en uso, varios equipos han hecho de locales ahí a lo largo de su historia, como Deportivo Español, Sportivo Italiano o la Deportiva Francesa (Rugby). Si bien no son de los equipos más renombrados del futbol nacional, si hay 2 campeones del mundo de 1978 que han jugado allí, Ricardo Julio Villa, quien hasta marcó un gol y Ubaldo Fillol, uno de los mejores arqueros de la historia del país, si no el mejor. Ambos jugaron para Quilmes enfrentando a Deportivo Español en el torneo de la segunda división en 1971.

Pedidos de uso

A comienzos de la pasada temporada, los dirigentes de Sportivo Barracas, equipo que se encuentra en la Primera D, han elevado una solicitud para hacer de locales en el Estadio Acir. Esto debido a que perdió la posesión de su viejo estadio, en el que jugó hasta 1937, cumplió 100 años desde su inauguración. Sin embargo, desde el Gobierno de la Ciudad no aprueban su restitución, por eso buscan jugar en una cancha que también lleve tiempo en desuso como reclamo. Hasta se ha barajado que sea la casa de la Selección Argentina de futbol femenino. Sin embargo, la inesperada pandemia del Covid-19 ha frenado las gestiones.

A pesar de que ya hace cinco décadas que no se disputa un partido oficial, sólo una recorrida por el estadio basta para advertir que tan sólo con un buen corte de pasto y algunas manos de pintura, quedaría como nuevo. Inclusive cuenta con arcos en condiciones, debido a que hasta el verano pasado se jugaron partidos amateurs entre pacientes del centro de rehabilitación.

Además de su tribuna principal con un techo que parece calcado del mismísimo hipódromo de Palermo, cuenta con otra, también de cemento, que tiene una elegante asta que se ve desde lejos, aunque pocos saben de donde pertenece.

Desde aquellos años en los que la cancha era usada con frecuencia, la zona ha cambiado mucho antes ya que antes estaba a pocas cuadras de la villa del Bajo Belgrano. Sin embargo, ahora está rodeada de edificios modernos, de dos de los colegios más exclusivos del país como el Liceo Franco Argentino Jean Mermoz y la Escuela Italiana Cristoforo Colombo, además de algunos restaurantes tops de la ciudad.

Aquellos futboleros que están a favor de recuperar la cancha adjudican a este sistemático cambio de escenografía barrial la negativa de las autoridades a pisar el acelerador en la puesta a punto de la cancha.

Fotos, redacción e investigación: Luca Doti

Comentarios