13/05/2021

infoBaires

Ciudad

El radicalismo solicitó que se aplique el sistema de boleta única en la Ciudad

Ante el fracaso del voto electrónico, solicitaron al tribunal superior de justicia de la Ciudad de Buenos Aires que se mantenga el sistema de boleta única.

Andrés Borthagaray y Gabriel Santagata presentaron en el día de hoy, un amparo ante el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, para solicitar que se aplique el sistema de boleta única “en papel”.

Los candidatos radicales, que competirán en el marco del Frente ECO que también integran Lousteau y Ocaña, entienden que la decisión del Ejecutivo Porteño de impulsar en la Legislatura la derogación de la boleta única, con la excusa de la falta de tiempo para implementar un sistema electrónico de votación, disminuye las posibilidades de quienes no conducen “aparatos partidarios” o no cuentan con el apoyo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires o del Gobierno Nacional.

La demora en la implementación de la boleta única electrónica se debió a la tardanza en que incurrió el Jefe de Gobierno para reglamentar la ley de Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias en la Ciudad. Y es grave, desde el punto de vista institucional, que dicha conducta obedezca a especulaciones político partidarias que pretenden en este caso favorecer las chances del candidato públicamente preferido por Mauricio Macri en la interna del PRO.

En efecto, tal como se sostiene en el amparo, con la vigencia de la boleta única -ya sea en su modalidad “papel” o “electrónica”-, se resolvería el problema de la asimetría en las capacidades para distribuir boletas y fiscalizar, dado que estas responsabilidades pasan a ser –en principal medida- del Estado. Además se evitarían maniobras como el robo y la falsificación de boletas, a la vez que se dificultaría el “voto cadena”. En resumen: la boleta única, especialmente en las P.A.S.O., implica un adelanto formidable en materia de democratización de la oferta electoral.

Volver a la lista tradicional significa una movilización mucho más grande de recursos, con mucha menor transparencia, y con un grave riesgo de tergiversación de la voluntad popular. Lo que solicitan Borthagaray y Santagata es, en definitiva, garantizar, mediante el mejor sistema, el derecho de elegir y ser elegido.

Comentarios